alto

Maltrato Animal – Denuncias

El maltrato animal en España es un problema social grave y con raíces muy profundas. Para entender hasta qué punto en nuestro país tenemos un largo camino que recorrer respecto a nuestros vecinos europeos, basta con echar un vistazo al gran número de festejos populares a lo ancho y largo de nuestra geografía que están basados en la tortura y muerte de algún animal.

En cuanto a los perros y gatos las cifras son también estremecedoras, pues nada más y nada menos que 200.000 son anualmente víctimas de abandono y malos tratos. Entre ellos, hay que destacar especialmente los perros destinados a la caza. Galgos, podencos, bretones, bracos y otras razas son desgraciadamente tratados como “herramientas de usar y tirar” y miles de ellos son abandonados o cruelmente asesinados al terminar la temporada cinegética.

  1. ¿Qué hacer ante un caso de maltrato animal?
  2. ¿Cómo se redacta una denuncia por maltrato animal?
  3. ¿Qué hechos pueden ser denunciados?
  4. ¿Cómo puedo denunciar un caso de maltrato animal?
  5. ¿Cómo llevar a cabo la denuncia?

Todas las respuestas están reunidas en este artículo de Pacma 

Difunde por favor

 

 

denuncia

Confeccionar Denuncia

¿Qué hacer ante un caso de maltrato animal?

 

No podemos permanecer impasibles ante el maltrato animal. Si has presenciado un caso de maltrato animal, o sabes de una situación en la que se esté produciendo, es necesario que lo denuncies.

Con YoDenuncio podrás hacerlo fácilmente ya que te ayudan a confeccionar la denuncia.

Te animamos a que sigas adelante. Porque los animales importan.

 

 

logoorejotas

Orejotas Zaragoza

Orejotas Zaragoza

Zaragoza

 Especies: PERR@S; GAT@S

 

  • Formas de colaborar con la protectora:

-          Necesitamos adopciones y casas de acogidas temporales para los animales de todo tipo: cortas, largas, curas, cachorros, postoperatorios, etc. Donaciones puntuales, socios, donaciones de material (pienso, mantas, correas)

-          Necesitamos voluntarias/os para pasear a los perros en la guardería y para los traslados de los animales al centro veterinario, casas de acogida, etc.

 

  • Contacto:

Correo: orejotaszaragoza@gmail.com

 

 

 

Volver a Protectoras en Zaragoza

s.o.s

S.O.S Animalicos

 S.O.S Animalicos Zaragoza

Zaragoza

 Especies: PERR@S; GAT@S

 

  • Formas de colaborar con la protectora:

-          Necesitamos adopciones y casas de acogidas temporales para los animales de todo tipo: cortas, largas, curas, cachorros, postoperatorios, etc.

-          Necesitamos voluntarias/os para los traslados de los animales al centro veterinario.

 

  • Contacto:

Teléfono: 653 59 31 62

Correo: sosanimalicos@gmail.com

 

 

Volver a Protectoras en Zaragoza

flud2

FLUTD | Gat@s

SÍNDROME URINARIO DE LAS VÍAS BAJAS DEL GAT@ | FLUTD

FLUTD

El síndrome urinario de las vías bajas del gato, también conocido como FLUTD, engloba diversas enfermedades que causan irritación de la mucosa que recubre el interior de la vejiga y la uretra; originando los signos clínicos que caracterizan este problema: dificultades para orinar, orina con sangre, y en ocasiones, imposibilidad total para orinar.

Este proceso puede afectar tanto a machos como a hembras pero en machos es de mayor gravedad. Normalmente, aparece entre los 2 y 6 años de gatos sedentarios y alimentados con dieta seca o con acceso restringido al agua (entre los que se encuentran la mayoría de los gatos domésticos actuales).

Hay multitud de factores predisponentes para este problema, entre ellos, la dieta comercial, la inactividad y la obesidad. Por eso puede afectar algo más a gatos castrados, por su tendencia a una menor actividad y a engordarse. En cuanto a la raza, parece haber mayor afección en gatos persas.

Las causas también son diversas, aunque una de las que más frecuentemente se señalan es la cistitis idiopática felina, así como la formación de cristales y cálculos (“piedras”) en la vejiga y uretra, que son la segunda causa en frecuencia. En gatos mayores, este problema también podría estar provocado por neoplasias (tumores) de las vías bajas urinarias. Muchas veces el problema se complica con infecciones bacterianas secundarias a la causa primera.

 

FLUD

 

La gravedad del FLUTD aumenta cuando se produce obstrucción, es decir, cuando el animal es incapaz de orinar y retiene la orina, pudiendo llegar la muerte rápidamente (en 1 ó 2 días) si el problema no se revierte eficazmente. Esto es debido a que la orina, al no poder salir, regresa hacia los riñones impidiendo que éstos filtren (se produce una insuficiencia renal) y el animal muere por el acúmulo de tóxicos en el organismo.

Respecto a la cistitis idiopática felina, que hemos dicho que era la causa más frecuente de este problema, se cree que es un trastorno inflamatorio en el que intervienen diversos factores, no del todo aclarados a día de hoy. Parece ser que el estrés tiene un papel fundamental en que se desencadene esta enfermedad y ciertos gatos nacen con predisposición a padecerla. Estos animales podrán desarrollarla varias veces a lo largo de su vida por lo que habrá que tratar de evitar las recaídas que puede producirles el estrés.

Con independencia de la causa, los signos clínicos del FLUTD son, como ya se han comentado, dificultades para orinar, orina con sangre, dolor, micción inapropiada (micción fuera de la bandeja) y una imposibilidad total para orinar en los casos de obstrucción. Los machos, a veces, se lamen el pene repetidamente.

 

flud

 

 

 

Los gatos afectados a menudo pasan más tiempo en la bandeja intentando orinar o evacuan solo pequeñas y frecuentes cantidades de orina. El comportamiento del gato puede verse afectado en cuanto a intranquilidad o aseo excesivo en la parte final del abdomen, que indica molestias.

La obstrucción de las vías urinarias puede presentarse de forma repentina o a lo largo de varias semanas. La obstrucción completa cursa con síntomas como depresión, anorexia, deshidratación, hipotermia y vómitos.

En los casos graves, la rotura de vejiga proporciona un alivio pasajero que rápidamente desemboca en peritonitis y muerte.

 

Tratamiento y manejo:

Es muy importante acudir a la consulta veterinaria cuando sospechemos de un problema a la hora de miccionar en nuestro gato. Las recomendaciones del veterinaria/o pueden variar dependiendo del caso, así como la necesidad o no de prescribir algún producto. A todo esto añadir que, como ya se ha mencionado, los casos de obstrucción son muy graves y la vida de nuestro animal corre un serio peligro.

El tratamiento varía en función de la causa. Uno de los puntos claves para el tratamiento de la cistitis intersticial felina es la reducción del estrés. El uso de feromonas ambientales puede ayudar en la reducción del estrés. En este aspecto, se debería poner atención a varios puntos estratégicos en la vida de nuestro animal: bebederos, comederos, bandejas sanitarias y lugares de descanso; puede que alguno de ellos haya sufrido un cambio o no se encuentre en condiciones apropiadas, lo que estresa al animal.

Por otra parte, la dieta cobra una gran importancia dentro de este problema. Los constantes cambios de alimentación pueden desencadenar la clínica de esta patología, por lo que se deberían evitar en gatos sensibles. Tanto en el caso de que la causa sea la cistitis idiopática como los cálculos (piedras) es importante tratar de hacer que se genere una orina menos concentrada, lo que se puede lograr mediante la administración de pienso húmedo, estimulando al animal para que beba agua, habiendo además ciertos piensos formulados de forma específica para ello (y también para ayudar a disolver los cálculos mediante modificaciones del pH de la orina).

Algunas de las tácticas para aumentar el consumo de agua del animal son permitir fácil acceso a agua fresca las 24 horas del día, aromatizar el agua, proporcionar un bebedero amplio, etc. Considerar que a algunos gatos no les gusta compartir el bebedero y que otros prefieren beber agua corriente (existen fuentes de agua de gatos para ello). Obviamente todos los gatos no son iguales y no a todos funcionan este tipo de sugerencias.

En algunos casos, se prescribirá al animal fármacos para reducir el dolor, antibióticos para tratar la posible infección y, en casos severos, puede ser necesaria la administración de antidepresivos para tratar el estrés del animal.

 

Autora colaboradora: Belén Del Frago Iriso

Licenciada en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza

 

Más artículos de Salud

Volver a Convivir con animales