rescatar2

GUÍA DE RESCATES | Qué hacer si me encuentras en la calle

rescatar


Qué hacer si has encontrado un gat@ / perr@ en la calle.

Si lo ves suelto, solo, cerca o lejos y has decidido salvarle la vida rescatándolo, es importante que no corras detrás del animal, y evites en todo lo posible movimientos bruscos o gritos.

 

Siéntate, habla con voz cariñosa intentando tranquilizarle.

En el caso de ser perr@:


Deja que se acerque el animal, gánate su confianza, ves echando comida mientras andas de forma tranquila hacia un lugar seguro, puedes sentarte y evitar contacto directo visual, prepara una correa lazo cerca, que la huela, que te huela, habla con amor. Muévete despacio. Si logras ponerle la correa, sigue tranquilx, deja que huela tus manos. Valora en qué estado está el animal tanto emocional como físicamente.

Si ves que cojea probablemente si le coges en brazos le harás mal y puede volverse a morder.

En ese momento todo el cariño que le demostremos será bueno y tranquilizador.

Hay perros que son realmente difíciles de coger, no se fían ni se acercan. A veces llevar a otro perro puede ayudar mucho para que se pongan a jugar y así se acerque.

Las protectoras de animales, expertas en estos casos, en su mayoría también disponen de jaulas trampa para los casos más complicados. Incluso en muchas ocasiones tienen contacto con centros veterinarios para el rescate con dardos tranquilizantes por profesionales con los que se quedan dormidos unos minutos.
Este último método solo lo pueden llevar a cabo personas cualificadas.

En caso de ser gat@:
Nos podemos encontrar con diferentes situaciones.

Desde el gato que se acerca, pide mimos, te sigue y te dejaría cogerlo sin problemas, hasta un gato furo al que el rescate le va a suponer y hay que valorar muy bien, momentos de mucho estrés.

Nosotras, creemos que según esta valoración, si es un gatete muy furo, es mejor llamar a las protectoras de gatos para pedir consejo e incluso que nos ayuden con sus jaula trampa de las que la mayoría disponen.

Al igual que con perr@s, mantener la calma es muy importante.

Si es una hembra que ha dado a luz recientemente, algo que veremos por la forma de su tripa más colgante y tetas más hinchadas, buscaremos en los alrededores a la camada de gatit@s ya que una separación sería mortal para los pequeños.

Si el gat@ a rescatar está al lado de una carretera, intenta llamar su atención para que te siga hacia el lado contrario y evitar que la cruce. Echa comida que quede lo suficientemente cerca para que acuda a por ella e incluso después te siga a por más, pero con cuidado para evitar que por el lanzamiento de comida salga corriendo por el susto.

Podemos probar dejando en transportin abierto con comida dentro para que se vaya familiarizando. Las correas de lazo NO sirven para rescatar gat@s, se revuelven, se asustan y se pueden hacer daño al intentar huir.

En el caso de encontrarlo aparentemente sin vida en la carretera, parar a comprobar su estado podría salvarle y evitar una agonizante, larguisima y dolorosa muerte en caso de seguir con vida.

Si hay señales de respiración, movimientos, latido, cogerlo con cuidado para evitar lesiones  (entre dos una toalla tirante puede servir de camilla) y acudir a un centro veterinario. Si no hay nada que hacer lo dormirán y dejará de sufrir.

Si está en el motor de un coche, algo bastante común cuando las temperaturas son muy frías, prueba a golpear el capó (algo que recomendamos hacer todos los días de invierno antes de ponerlo en marcha como método de prevención), si no sale, poner un tono con maullidos con el móvil para indicarle la salida, es fácil que acuda.También comida que pueda oler.

Ese sonido y el olor de comida es un gran llamamiento para los gatetes sobre todo en situaciones que queramos que acudan a una zona en concreto para ayudarles. Edificios cerrados, locales en los que se han desorientado, garajes. patios, etc.

MATERIAL

Algunas personas llevan su kit de rescate siempre en el maletero: tan sencillo como una correa lazo y chuches, incluso hay quien siempre lleva transporting.

KIT DE RESCATISTA 

rescates
También podemos llevar un bozal, vendas, toallas y mantas.

UNA VEZ TENGAMOS AL ANIMAL

Si el rescate se da en situación grave, atropello o animal maltratado entre otras causas, acude de urgencia a una clínica veterinaria.
Ponte en contacto con protectoras para ayuda económica. Puedes mandar una foto del animal y su estado, para que la publiquen y pidan ayuda a las personas que las siguen por redes sociales. Hay protectoras que incluso publican vídeos y fotos del rescate y del animal con su número de cuenta para después pagar la factura del clínico veterinario. Siempre se pueden buscar formas de pedir ayuda y siempre hay personas que están dispuestas a ayudar. No lo dudes.

 

Comprueba si va identificado con un collar, colgante o chapita con los datos del responsable o algún número de teléfono.

Si es así llama; seguro que les das una alegría a la persona que lo esté buscando.

Si no lleva nada que lo identifique llévalo a una clínica veterinaria para que comprueben si lleva microchip y localicen a la persona responsable. Los veterinarios estarán encantados de colaborar en la recuperación de un animal.

 

NO TIENE IDENTIFICACIÓN ¿QUÉ HAGO? 

- Si no tiene ningún tipo de identificación, puedes quedártelo unos días y poner anuncios gratuitos en los periódicos en la sección de “Hallazgos” por si aparece la persona responsable del animal o colocar carteles en la zona donde lo encontraste.

Si no puedes atenderlo, y se te ocurre llevarlo a la perrera municipal, ten en cuenta que el animal pasa un filtro subjetivo por parte del personal de la perrera para considerar si es adoptable o no. En el caso de que decidan darle una oportunidad, suele haber un plazo de diez días antes de optar por su sacrificio. Depende de la comunidad en la que te encuentres.

La perrera NO es buen sitio en ningún caso para ell@s; POR FAVOR NO LO LLEVES. AYÚDALE.

- Pregunta entre amigxs, familiares y gente de confianza a ver si alguien puede atenderlo de forma temporal o definitiva.

- Si no puedes tenerlo en casa, ponte en contacto con las GUARDERÍAS cercanas y pide presupuesto para guardarlo ahí donde lo cuidarán. Busca calidad precio. Hay guarderías donde cuidan a los animales como si fueran suyos. Así podrás gestionar la adopción tú mismx mientras lo cuidan en la guardería.

Pregunta a protectoras para que te recomienden alguna.

- Si nada de lo anterior es posible, ni acogerlo en casa, nadie puede ayudarte, ni puedes pagar una guardería, trata de contactar con los Refugios o Protectoras de Animales de tu zona.

Cuando escribas a las protectoras, facilita foto del animal, todos los datos posibles y tú número de teléfono o correo para que puedan ponerse en contacto contigo lo antes posible.
Estas son las Protectoras de Aragón

A veces, dado la cantidad de animales abandonados que hay en algunas épocas del año, pondrán al animal en una “lista de espera” y en cuanto tengan un huequecito libre se pondrán en contacto contigo; la voluntaria de la asociación que atiende el teléfono o el correo, te comentará aproximadamente cuantos días tardarán en llamarte, aunque a medida que van siendo adoptados los animales que actualmente cuidan en ese Centro de Adopción llaman a otros para darles entrada.
Allí el animal será atendido hasta encontrarle un nuevo hogar y con la garantía de que no se matan a los animales.

 

- PROCESO DE ADOPCIÓN POR TU CUENTA
También puedes hacer las mismas labores que una protectora TU MISMX, llevando un proceso de adopción por tu cuenta. CONSEJOS PARA GESTIONAR UNA ADOPCIÓN 

 

También puede interesarte este artículo:

- CONSEJOS PARA LAS PRESENTACIONES ENTRE ANIMALES
Si hay más animales en el hogar, valoraremos entonces la convivencia y las presentaciones. Consulta aquí los consejos para las PRESENTACIÓNES ENTRE ANIMALES

 

 

¡Difunde este artículo por favor!

 

pipifuera

¿Por qué mi gato orina fuera de la bandeja de arena?

Si tu gato hace pipí fuera de su bandeja, puede ser por motivos de salud, estrés o porque está marcando su territorio. ¡Descubre aquí las causas y posibles soluciones a que tu minino orine en otros lugares de la casa!


Cuando el gato hace pipí de manera recurrente fuera de su bandeja de arena, lo primero que tenemos que diferenciar es si lo hace como marcaje o por otras causas.

¿Mi gato está marcando o está orinando?

La manera de descubrirlo es fijándonos en cómo se produce esta acción. Si el gato lanza el pipí en vertical (y eso normalmente va acompañado de: cola levantada, movimiento con las patitas, sacudidas pequeñas de la cola y chorro de pipí contra la pared u otros objetos) es que está marcando el territorio.

pipivertical

 

El gato es un animal territorial y una manera de acotar su espacio es con señales olfativas. El orín del gato tiene feromonas que son reconocidas por el mismo minino y por otros de su especie.

Especialmente los gatos macho sin castrar tienen esta necesidad de marcar terreno para llamar a las hembras. Si este es el caso de tu minino, la solución más óptima es la castración.

Otro caso de marcaje se produce cuando el gato siente una amenaza extraña, como puede ser el gato/perro del vecino o personas ajenas en su casa (sobre todo si son gatos asustadizos).

Si las amenazas son del exterior, lo ideal es que la bandeja de arena se sitúe en un lugar tranquilo dentro de la casa. Si las amenazas están en el propio hogar, hay que buscar la manera de apaciguar su ansiedad con, por ejemplo, feromonas para gatos.

En caso contrario, si el gato se agacha y deja caer el pipí en horizontal es que está orinando. Y muchas veces rasca alrededor del lugar en el que ha orinado, como si intentara tapar el pipí igual que hace en su bandeja de arena.

Los motivos por los que el gato orine en el sofá, en el suelo, etc. son muy diversos, ahora los veremos.

Los gatos pueden hacer pipí fuera de su bandeja por enfermedad

Una de las causas más comunes por los que el gato orina por la casa es que tenga algún tipo de enfermedad. Esto puede ir desde una simple cistitis que le cause dolor al orinar (en estos casos suele aguantarse mucho y el pipí es abundante) al estrés o la depresión.

Las infecciones o irritaciones de las vías urinarias hacen que el gato no quiera o no pueda ir hasta la bandeja de arena a hacer pipí. A menudo lo hacen cerca de la propia bandeja, como si no hubieran llegado a tiempo. En estos casos lo mejor es visitar al veterinario para que diagnostique la molestia concreta y se ponga remedio a tiempo.

Otras causas médicas más complicadas son las depresiones, la ansiedad, etc. Este tipo de patologías van acompañadas de otros síntomas como vigilancia y búsqueda constante, hiperactividad o, en caso opuesto, aprensión y desasosiego. Para ello es aconsejable visitar al veterinario o a un terapeuta felino que determine el estado del gato y busque la solución.

Por último, aunque no sea exactamente una enfermedad por sí misma, la vejez también puede ser causa de que el gato orine fuera de su bandeja. Los gatos viejitos pueden llegar a perder movilidad, estar más apagados, y suelen ser más propensos a contraer infecciones u otras enfermedades. Por ello, a veces los gatos que llegan a ser muy mayores también orinan por otros rincones de la casa.

Rechazo a la bandeja de arena

A menudo el motivo por el que el minino no hace pipí en su caja de arena es más sencillo que todo lo que hemos visto: simplemente tiene problemas con la bandeja sanitaria.

Este rechazo se puede dar por diversas causas:

  • La bandeja de arena está sucia: los gatos son animales muy limpitos, como bien sabéis, y si encuentran que su caja de arena está demasiado sucia para su gusto pueden decidir no usarla. En estos casos no solo hacen pipí fuera, también pueden defecar. Para evitarlo, se aconseja limpiar la arena de manera habitual (si es arena aglomerante, se retiran a diario o cada dos días los montones, y se va rellenando de arena nueva; si no es arena aglomerante, se cambia la arena completa aproximadamente cada 2-3 días).
  • El tipo de arena no le gusta: hay muchas tipologías de arena para gatos, y no todas son del agrado de los mininos. El gusto cambia en cada gato, pero a menudo los rechazos suelen darse a arenas perfumadas o con olores extraños. Incluso el detergente que usemos para limpiar la caja puede ser motivo de rechazo para el minino. La solución es usar detergentes suaves y arenas con olor neutro, o a madera u otros elementos naturales.
  • Cambio repentino de la arena o del arenero: el gato es también animal de costumbres, por lo que puede reaccionar mal ante cualquier cambio. Y el de su arena es uno de los especialmente sensibles, por lo que se recomienda que estas variaciones de tipo de arena o incluso de la bandeja, se hagan de manera paulatina.
  • La propia caja de arena y su posición: la bandeja de la arena tiene que ser suficientemente grande para que el gato quepa con comodidad. Además, tiene que estar en un lugar poco transitado y tranquilo,ocupando la zona correcta en la casa.
  • No quiere compartir su bandeja de arena: en casas que hay más de un gato (sobre todo cuando ha llegado un gato nuevo recientemente) puede darse la situación que a alguno no le guste compartir su caja. En este caso la solución es tener diversas bandejas de arena.



Otras causas asociadas al arenero son que el gato tenga un mal recuerdo del mismo (por ejemplo si le reñimos estando en él, o si le damos medicación mientras lo usa; por lo que se deben evitar estas situaciones negativas) o que no haya aprendido a utilizarla.

Lo importante es que intentemos determinar en qué caso se encuentra nuestro gato y actuemos en consecuencia. Analizando el compartimento seguramente tengamos ciertas pistas de por dónde tirar.

Artículo original en www.cosasdegatos.es/

Más artículos de Educación

Volver a Convivir con animales 

fruta

Alimentos Tóxicos | Perr@s y Gat@s

Alimentos contraproducentes y/o tóxicos para perr@s y gat@s

Antes de darle cualquier cosa que nos pidan con esa adorabilidad con la que cuentan nuestros amig@s, debemos saber que algunos alimentos pueden ser tóxicos para los canes y felinos e incluso pueden producir graves problemas o muerte.

Los mas importantes son:

  • Chocolate.El chocolate contiene teobromina, que es muy tóxica para perros y gatos. La dosis letal para ellos de teobromina es de 200 mg/kg. El chocolate con leche tiene, más o menos, 45 mg de teobromina por onza, por cada 30 gr, y el chocolate negro, unos 400 mg por onza. Calcular que dosis de chocolate sería mortal para un perrito de unos pocos kg y os sorprenderiais, pero si vuestro compañero pesa unos 5 kg, con tres onzas de chocolate negro, ya estaríamos en dosis mortales para él, sin entrar en las dosis tóxicas que son mucho menores. La intoxicación por teobromina produce sed, vómitos, diarrea, incontinencia urinaria, aumento de la temperatura corporal, espasmos musculares, ataxia, nerviosismo, convulsiones, coma y muerte en 12-24 horas.Mucho cuidado con lo que le dais como golosinas. Las que nos gustan a nosotros no tienen porqué se adecuadas para ellos.
  • Aguacate, como alimento vegetal podemos pensar que es apto para las mascotas, pero lejos de esto es tóxico debido a la sustancia persina en los carnívoros puede activar la acumulación de líquidos en el pulmón, corazón y páncreas. Y por las grasas que contiene puede provocar pancreatitis.
  • Café, al igual que el chocolate contiene principios activos estimulantes en este caso la cafeína.
  • Huevos crudos, en los gatos puede impedir la absorción de vitaminas del grupo B debido a la avidina.
  • Chicles y golosinas, muchas de estas pueden contener Xilitol (edulcorante) puede causar una caída de la glucosa en sangre por promover la liberación de insulina en sangre y dar lugar a debilidad y convulsiones, algunos animales pueden desarrollar una insuficiencia hepática. Los síntomas que podemos observar son vómitos, cansancio y perdida de coordinación.
  • Atún en los gatos, seguro nos hemos sentido tentados a darles atún de esa lata que nos abrimos para la ensalada… si se les alimenta con mucho atún puedes producirles esteatitis que es un enfermedad de la grasa amarilla pansteatitis. El atún puede ser adictivo para los gatos, debemos controlarlo en sus dietas.

Los pescados grasos pueden acumular metales pesados como el mercurio.

  • Cebolla, ajo y cebolletas… Estas son tóxicas en todas sus formas, incluyendo condimentos como ajo en polvo, ya que pueden destruir las células rojas de la sangre del perro. Puedes notar que algunos alimentos para animales y perros tienen ajo y la cebolla en su lista de ingredientes. Estas cantidades no son suficientes para causar problemas. Pero aún así no hace falta mucho: de acuerdo con WebMD, incluso la pequeña cantidad de polvo de cebolla a veces se encuentra en los alimentos infantiles puede ser suficiente para causar una enfermedad grave… pero contiene componentes tóxicos para algunos animales como perros y gatos, puede provocar anemia hemolítica. Con sólo 5 gr podemos ver síntomas.
  • Huesos o pepitas de frutas, cuidado con ellos ya que contienen glucósidos cianogénicos que interfieren con liberación de oxigeno por parte de la sangre dando lugar a asfixia.
  • Leche, seguro que hemos oído decir o ver en dibujos animados que los gatos beben leche… a los gatos les gusta la leche, pero la leche de vaca contiene lactosa y los gatos adultos no la pueden digerir, esto da problemas estomacales, diarreas.
  • Alcohol, para los gatos es peligroso, no tienen la función hepática tan buena para detoxificar sustancias, se pueden emborrachar con una simple salsa a la que le hayamos puesto vino. Cantidades repetidas pueden provocar problemas en el hígado. El etanol no es metabolizable por perros y gatos.
  • Nueces y nueces de macadamia, son un fruto seco que se consume como fruto seco o que puede formar parte de los ingredientes de galletas, pasteles. Contienen una toxina que afecta a los músculos, sistema digestivo y al nervioso, pueden provocar pérdida coordinación, debilidad, convulsiones. Al igual que el aguacate contienen muchas grasas con lo que pueden provocar pancreatitis.
  • Patatas: los perros pueden comer patatas cocidas, pero no patatas crudas o papas con brotes verdes o sobre ellas.
  • Tomates: son parte de familia de plantas tóxicas “belladona”  (al igual que las papas) que contienen glicoalcaloides y son tóxicos para los perros. Los tomates verdes son especialmente venenosos
  • Uvas y pasas: Aunque muchas personas a menudo han alimentado a sus perros con uvas como golosinas, se ha encontrado ahora que a veces tienen resultados mortales. El Centro de control de Envenenamiento ASPCA afirma que “Aunque la sustancia tóxica en las uvas y las pasas es desconocida, estas frutas pueden causar insuficiencia renal”. Incluso si le has dado uvas a un perro en el pasado sin incidentes, no asumas que no le va a causar una enfermedad grave la próxima vez.
  • Setas: Algunas setas son venenosas para los perros y otras son seguras. Incluso los expertos no siempre pueden distinguir a simple vista, por lo que lo más seguro es asumir que todas las setas que crecen en tu jardín o a lo largo de tus senderos son venenosas. Revisa tu jardín que frecuentas con tu perro, ya que existen numerosas variedades de setas silvestres y crecen prácticamente en cualquier lugar.

 

Lleva a tu perro al veterinario inmediatamente si ves que se ha comido un vegetal, fruto, u otra sustancia tóxica/venenosa. A veces tu perro puede encontrar y comer algo sin que tú lo notes.

Ten en cuenta los tipos de síntomas que pueden ocurrir, y lleva al perro al veterinario si notas algo inusual. Debilidad, vómitos, ataxia (movimientos descoordinados), sed excesiva, temblores, aumento o disminución en la cantidad o frecuencia de la orina, letargo, depresión o hiperactividad, son sólo algunos de los posibles síntomas.

 

También te puede interesar: Vegetales saludables para los perr@s 

Más artículos de Salud
Volver a Convivir con animales 

anzuelo

Anzuelos | Paseos por la playa

Atención a las personas que paseáis con perros por la playa: los peces no son las únicas víctimas de la pesca.

La Clínica Veterinaria “Zarpas y Bigotes” nos lo cuenta:

¡¡¡ La una y cuarto de la mañana y sacando un anzuelo del estómago!!! [radiografía]

Debido a la gran cantidad de percances sufridos por anzuelos tragados os vamos a dar algunos consejos, que aunque son de sentido común, no siempre se cumplen:

1- Si paseamos por la playa y vemos un hilo que sobresale de la boca de nuestro perro, NUNCA, pero NUNCA tirar del hilo.

2- Para que tengamos alguna posibilidad de extraer el anzuelo sin cirugía, NUNCA, pero NUNCA cortar el hilo.

3- Inmediatamente ir a la clínica veterinaria para realizar una radiografía y comprobar si al final del hilo hay un anzuelo o no.

Por último os recomendamos ir a la playa con bozal, ya que es mejor prevenir que curar.

Más artículos de Cuidados
Volver a Convivir con animales